ACAPULCO, Gro., 3 de febrero de 2016.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que a sus 100 primeros días de administración, Guerrero está en la normalidad en cuanto al tema de la gobernabilidad, sin embargo la violencia sigue siendo un reto para su gobierno que no ha permitido salir adelante.

“¿Cuál sería la acción que yo mismo tendría que reconocer? La gobernabilidad, estamos en la normalidad en la gobernabilidad. Sin duda podemos hoy hacer una reunión como ésta, el Congreso del Estado puede trabajar, el Tribunal Superior de Justicia con todos sus órganos puede trabajar. Por su puesto los 81 municipios sin excepción de uno, trabajan con normalidad, incluido uno Tixtla donde hubo una elección extraordinaria”, expresó. 

Durante su participación en el evento de arranque de la segunda etapa de la obra de El Rastro Municipal de Acapulco, el mandatario dijo que la violencia es la adversidad y el reto para el gobierno que él encabeza. Por ello mencionó que es necesario combatirla, para bajar los índices que no permiten el desarrollo del estado.

Cuestionado sobre si el problema de la violencia radica principal en la siembra y producción de enervantes  y por ello los gobiernos estatal y federal, están buscando alternativas para las familias que se dedican a esas actividades, así como el combatir a los grupos delincuenciales “que se pelean todos los días para controlar la venta de las drogas”.

Destacó que la violencia no es un problema que se va a resolver en tres meses o 100 días de gobierno, debido a que el mercado estadounidense  es demandante  y Guerrero es productor de  amapola y heroína. Que por ello se están buscando alternativas para las personas que se dedican a ésta actividad.

“Efectivamente así como ha aumentado la violencia en Guerrero, así ha aumentado el consumo de heroína en Estados Unidos”, señaló el gobernador.

Descartó que exista la intensión de desarmar a las policías municipales, y que se hará una valoración sobre el desempeño de sus funcionarios, ya que posiblemente en los próximos días habrá más cambios.

El gobernador indicó que hay problemas de inversión en la actividad minera en la región de Tierra Caliente, debido a la violencia y que para ello se está trabajando.

Sobre la amenaza de empresarios de Chilpancingo de armarse para proteger sus negocios y familia, el gobernador opinó que “están en su derecho de armarse en los términos de la ley”.

En la reunión que tuvo en Ciudad de México con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong  y otros gobernadores, Astudillo Flores aseguró que se habló sobre las estrategias de seguridad que continuarán en Guerrero y que de manera particular se planteó el tema sobre que no hay denunciantes del delito en Chilapa de Álvarez, ni personas a quién investigar y por ello no ha habido avances con el operativo Chilapa-Zitlala.

En cuanto al asunto de la síndica de Pungarabato, Rosalva Rendón Andrade quien como informó Quadratín Guerrero pidió licencia indefinida, el mandatario informó que se le brindará seguridad y se pondrá especial atención de su caso, por lo que se investigará cuál es el motivo de dejar su cargo.