CIUDAD DE MÉXICO, 28 de mayo de 2016.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó a las autoridades de salud a respetar e impulsar el ejercicio de las parteras tradicionales, como un derecho cultural de los pueblos y comunidades indígenas.

También, se informó en un comunicado, pidió que se elimine toda barrera que limite u obstaculice el acompañamiento e intervención en la atención médica que se proporcione a mujeres, niñas y adolescentes en las etapas reproductivas, explicó Norma Inés Aguilar León, Cuarta Visitadora General del Organismo Nacional.

Durante el conversatorio Parteras Tradicionales e Instituciones Públicas de Atención a la Salud, que se celebró en Querétaro de manera coordinada entre la CNDH, la Dirección de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural de la Secretaría de Salud, y la Secretaría de Salud de esa entidad federativa, la funcionaria destacó que el Organismo autónomo reconoce el papel de las parteras tradicionales en la protección y garantía de los derechos humanos de las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio.

El acto, en el que se convocó a parteras tradicionales indígenas y servidores públicos de instituciones de salud de 14 estados del país, tuvo como objetivo generar un diálogo horizontal, para señalar y proponer los principales elementos que deben ser considerados para el diseño de una política pública orientada a respetar y proteger los derechos de las parteras como figuras representativas de la medicina tradicional de los pueblos indígenas.

Aguilar León expresó el compromiso de la CNDH para que se respeten las prácticas y se atiendan las necesidades que faciliten el ejercicio de las parteras y se revierta la discriminación que experimentan, a pesar de su innegable aporte a la protección de la salud en sus comunidades. Además, consideró que su labor es fundamental en la atención de mujeres, niñas y adolescentes embarazadas, para prevenir complicaciones a su salud.

Sigue la nota aquí.