CHILPANCINGO, Gro., 22 de marzo de 2016.- El presidente del Comité Directivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Celestino Cesáreo Guzmán exigió que se establezca el móvil político como una línea de investigación en el crimen del perredista Arquímides Guzmán Cisneros, quien era gerente de la delegación Renacimiento de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco y ex director del Parque Papagayo durante el gobierno de Ángel Aguirre Rivero y en el periodo de Rogelio Ortega Martínez.

El dirigente estatal lamentó el asesinato de Arquímides Guzmán y pidió que las autoridades correspondientes hagan su trabajo para su lograr el inmediato esclarecimiento.

“Este asesinato sumado a los de cientos de guerrerenses es propiciado por la impunidad en que se dan innumerables hechos de violencia, sin que las autoridades encargadas de perseguir y sancionar estos delitos den resultados”, indicó en un comunicado.

Recalcó que la estrategia de seguridad en Guerrero y en Acapulco no ha funcionado y mencionó que en los últimos cuatro meses ya rebasa “el millar y no vemos que se realicen las correcciones necesarias”, acusó.

Cesáreo Guzmán también hizo un llamado al Grupo de Coordinación Guerrero para darle rumbo al planteamiento en materia de seguridad en todo Guerrero y en Acapulco para que no sufran el “azote de la delincuencia”.

Arquímides Guzmán Cisneros fue herido a balazos en un ataque a las oficinas de CAPAMA de donde fue enviado al hospital Donato G. Alarcón, donde minutos después perdió la vida.

Era militante perredista e integrante de la corriente Grupo Guerrero de David Jiménez Rumbo.