MÉXICO, DF., 14 de diciembre de 2015.- La aerolínea Volaris  pide un castigo ejemplar para el pasajero que de manera deliberada enunció una falsa alarma de bomba en el vuelo 714 que despegaba del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con destino a Cancún  el pasado 8 de diciembre.

 En un comunicado,  Volaris  estimó que la contingencia causó pérdidas por 15 millones de pesos pero podría aumentar debido a que está en curso el peritaje de cuantificación.

La nota aquí.