ATOYAC, Gro., 02 de noviembre de 2014.- El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, celebró una misa en el Zócalo de Atoyac para pedir por los 43 estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

Según publica La Jornada Guerrero, durante la homilía, Garfias Merlos pidió perdón a nombre de la Iglesia católica de Guerrero a los familiares de los normalistas desaparecidos, por estar alejada de las familias de las víctimas.

En su sermón, el arzobispo invitó a los familiares a resignarse por la desaparición de sus hijos y a perdonar, y pidió también perdón por la manera en que la Iglesia ha estado alejada de las familias de los normalistas.

En la celebración, que se llevó a cabo en la explanada del Zócalo, frente al edificio del DIF municipal, el Arzobispo entregó una carta a los familiares de los cuatro estudiantes oriundos de Atoyac que figuran en la lista de los 43 desaparecidos, y en la que la Iglesia se solidariza con las familias, así como con aquellas que perdieron a un ser querido por el secuestro o el desplazamiento forzado por la delincuencia organizada.

En el templete donde estuvo Garfias Merlos, fue colocada una manta con las fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos, y alrededor del escenario otras con los rostros de quienes fueron detenidos desaparecidos durante la represión del Ejercito en este municipio en la década de los 70, así como cuadros con las imágenes de personas que fueron víctimas de secuestro y cuyo paradero se desconoce.

En entrevista, al final de la ceremonia, llamó a las nuevas autoridades del gobierno estatal a seguir con el trabajo que demanda la sociedad que exigió un cambio, con el fin de reconstruir el tejido social en el estado.

Lee más: http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2014/11/02/index.php?section=politica&article=004n4pol