CHILPANCINGO, Gro., 27 de noviembre de 2013.- La dirigencia estatal del PRD y la coordinación de sus 41 alcaldes informaron que no protegerán al presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, luego de que se le señaló como el asesino de Arturo Hernández Cardona, dirigente de la Unidad Popular (UP).

El PRD pidió que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga las investigaciones relacionadas con el crimen de Cardona y otros dos integrantes de la UP, para que se despejen todas las dudas y se tenga la certeza de que en el caso prevaleció la ley, “no vamos a meter las manos al fuego por nadie, menos en un señalamiento como el que hay”, expresó Crisóforo Otero Heredia, presidente municipal de Tecpan y coordinador de los 41 alcaldes perredistas que hay en Guerrero.

Reconoció que sí existe preocupación por los señalamientos, pero los alcaldes perredistas exigirán que se haga justicia, aún cuando el acusado pertenece al partido del sol azteca.

Por su parte el secretario general del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD, Jesús Evodio Velázquez Aguirre consideró que ante las especulaciones que existen respecto al crimen de los tres dirigentes de la UP, lo más adecuado es que el asunto lo atraiga la PGR, pidió no desechar el testimonio del sobreviviente Nicolás Mendoza Villa, quien asegura que el alcalde de Iguala asestó dos escopetazos a Hernández Cardona la noche del 31 de mayo.

El presidente del secretariado estatal del partido, Carlos Reyes Torres comentó que hay la exigencia de saber quienes fueron los asesinos, las razones que se tuvieron y que en consecuencia se haga justicia, exigió garantías de seguridad para Nicolás Mendoza, para que se presente ante una agencia del Ministerio Público (MP) a ratificar su testimonio con seguridad.