MÉXICO, DF., 17 de enero de 2014.- La Procuraduría General de la República (PGR) y las de Justicia de los estados podrán ubicar, en tiempo real y sin la orden de un juez, los números de teléfonos celulares usados por presuntos secuestradores, extorsionadores y narcotraficantes, según lo votó hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

De acuerdo a información publicada en Proceso, con ocho votos a favor y tres en contra, los ministros aprobaron la llamada “Ley de Geolocalización”, pero aclararon que antes de la solicitud del rastreo, las autoridades ministeriales deberán demostrar a las empresas telefónicas que se trata de casos de “extrema urgencia”.

Según la explicación de los magistrados, la extrema urgencia sólo aplicará en asuntos relacionados con secuestro, extorsión, amenazas, delincuencia organizada y delitos contra la salud; así como cuando esté en peligro la integridad física de una persona –por ejemplo, que se pueda rescatar a una víctima de secuestrado- o haya riesgo de que el objeto de la búsqueda desaparezca o se oculte.