ACAPULCO, Gro., 19 de Agosto de 2014.- El procurador de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, aseguró que podría ser citado a comparecer, por tercera ocasión, el ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, en torno al homicidio del ex presidente de la Comisión de gobierno del congreso local, Armando Chavarría Barrera, luego de la implicación que le hiciera el entonces comandante Trinidad Zamora Rojo, quien fue encontrado desmembrado en la capital del estado.

“Ha trascendido una y otra vez que el ex gobernador no ha declarado, eso es falso. El ex gobernador Zeferino Torreblanca ha declarado ya en dos ocasiones y sus deposados obras en la averiguación previa”. “Declaró por escrito y se está valorando la pertinencia de que declare personalmente”.

En conferencia de prensa en las oficinas de Protur, donde dio a conocer la detención de otros tres implicados en el secuestro del diputado local Olaguer Hernández Flores, Blanco Cabrera indicó que esta será la tercera ocasión que el mandatario declare ante la fiscalía, por el homicidio de Chavarría Barrera.

El funcionario indicó que el caso es “una investigación sui géneris”, que se encuentra “sobre un enganche de sospechas, hipótesis o consensos que buscan dar explicaciones en distintos sentidos”, por lo que “se determinó profundizar en las siguientes líneas de investigación las cuales tienen carácter enunciativo, más no limitativo”.

“Uno entorno político, dos entorno social, abarcando aspectos familiares, sentimentales, laborales y amistosos. Tres posible involucramiento en los hechos de grupos disruptivos o subversivos, cuatro probable involucramiento en los hechos de organizaciones delictivas, delincuencia organizada”, dijo.

Recordó que en este caso que tiene más de 20 tomos y más de 9 mil fojas, se han practicado un número importante de declaraciones ministeriales, investigaciones policiales, y dictámenes periciales.

“A la fecha hay un grado de avance importante y seguramente en próximos días daremos a conocer detalles de ello o resultados, cumpliendo el compromiso adquirido por el gobernador del estado Angel Aguirre Rivero y su servidor”, citó.

Hizo un llamado al análisis objetivo de la información y manifestó un enérgico rechazo a la descalificación sin sustento “dado que esto último solo conduce a confundir a la sociedad en su conjunto y a lastimar a quienes ostentan el carácter de víctimas indirectas del delito”.

“Se estima inoportuno el estudio objetivo e imparcial de la evidencia recabada en el ánimo de reconstruir la verdad histórica de lo sucedido”, abundó.