CIUDAD DE MÉXCO, 28 de marzo de 2016.- Héctor Mauro Ramos, elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que se tomó una foto apuntándose con un arma de fuego en la cabeza, recibirá orientación y tratamiento psicológico por parte de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP).

Después de que fuera suspendido el viernes pasado, el Centro de Control y Confianza de la SSP pedirá que se le realicen las evaluaciones correspondientes para tomar la decisión de cesarlo o que siga en la corporación.

Al término de estos exámenes, los resultados y ciertos análisis, el consejo de Honor y Justicia de la policía ratificará la decisión del Centro de Control.

La nota aquí.