ACAPULCO, Gro., 29 de noviembre de 2013.- El secretario general de gobierno en Guerrero, Jesús Martínez Garnelo, admitió que tras la aprobación de la Ley que crea a la Policía Rural por parte del Congreso del Estado, se busca acotar a los grupos de autodefensa y evitar que se gesten  movimientos similares a los que se presentan en Michoacán.

En Acapulco, Martínez Garnelo indicó que con la iniciativa se acabará un esquema atípico y cuenta con derechos subjetivos de muchas organizaciones policiales con base en la ley 701 que no tiene reglamento, donde no se incluyen lineamientos operativos.

“Las organizaciones de policías tienen ese sentido; sin embargo, con ese decreto se acaba ese esquema atípico y subjetivo de muchas organizaciones con carácter policial que incluso están resurgiendo y en varias partes del país”, remarcó el encarado de la política interna.

Refrendó que el gobierno del estado ha sido respetuoso de los policías comunitarios y dijo que se les respetara el derecho cuando estén en sus comunidades, no obstante negó que fuera de ello se les pueda aplicar la ley, por lo que entonces se les prevendría.

“El gobierno del estado de Guerrero, siempre ha sido muy respetuoso, pero se acota obviamente un contexto formal de acciones porque este decreto es muy específico”.