MÉXICO, DF, 7 de octubre de 2014.- Un total de 53 organizaciones humanitarias alistan una plataforma de solidaridad nacional con carácter “urgente” con las familias de los 43 jóvenes desaparecidos, los seis asesinados en Iguala y con la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa para que se presenten con vida de los desaparecidos, se dé castigo a los culpables y se emprendan acciones de solidaridad con el proyecto de las normales rurales en el país, destaca la mañana de este martes la primera emisión de Noticias MVS.

De acuerdo con la reportera Angélica Melín, las organizaciones acudirán a la macha del Ángel de la Independencia al Zócalo este miércoles 8 de octubre a las 16:00 horas junto a familiares y estudiantes de la normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa; dado que la situación extraordinaria ha llevado a los padres de los alumnos a pernoctar en la escuela de sus hijos, las agrupaciones van a empezar la recolección de víveres y apoyo porque se ha reportado por parte de los estudiantes que “los suministros se les han cortado” por parte de las autoridades a raíz de la tragedia.

En reunión emergente sostenida en la Casa de la Solidaridad, se exigieron condiciones adecuadas para el trabajo de los peritajes independientes del equipo de expertos forenses argentino sobre los restos calcinados recuperados de las fosas de Pueblo Viejo, ya que las familias y los normalistas desconfían de la tarea que pudiesen realizar los elementos de la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación (policía científica) y los investigadores militares; al momento, advierten que no aceptarán ninguna identidad de los restos que no sea sustentada por el dictamen pericial independiente del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Serapaz, Ser vicios y Asesoría para la Paz; el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, el Centro de Análisis e Investigación Fundar y el Comité Cerezo, entre otros, apoyaran las labores de los centros de Derechos Humanos de la Montaña Guerrerense Tlachinollan y el Regional José María Morelos, que llevan los casos de las agresiones a los normalistas.