ACAPULCO, Gro., 31 de enero 2016.- El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos aseguró que la presencia de militares en los puntos más conflictivos en Guerrero, no es la solución para combatir la inseguridad.

“Yo digo que no es precisamente que sea solamente la solución, es una parte de la solución. Y también es que la presencia de los militares sea debidamente aceptada y coordinada con la sociedad civil.  Que se dé información de cuál es la función, cómo va a ser la presencia de los militares; que la sociedad tenga conocimiento de que es lo que están realizando”, expresó.

En conferencia de prensa, en la Arquidiócesis del puerto, Carlos Garfias dijo que se debe hacer a un lado los pleitos políticos y “buscar una estrategia común de seguridad”, ya que dijo, “no es lo importante ver quién tiene razón o cómo debe de ser, sino encontrar una estrategia común donde todos puedan estar participando.”

 Esto en referencia a las declaraciones que hizo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong sobre que el alcalde Evodio Velázquez tenía al ex secretario de Seguridad Pública, Francisco Sandoval Vázquez y a su cuerpo policiaco sin certificar. Aseguró que la presencia de militares en los puntos más conflictivos del estado, no es la solución para combatir la inseguridad.

Por otro lado, respecto al tema de los empresarios que quieren armarse por su seguridad, afirmó que esta situación es arbitraria y por ello se debe tener una participación ciudadana con las autoridades encargadas de dar seguridad, para evaluar “en qué casos y en qué condiciones se podrá cargar armas”.

Puntualizó que debe haber una mayor coordinación entre las instituciones y la participación de la ciudadanía para encontrar mejores formas de hacer frente a la inseguridad que vive el estado.