ACAPULCO, Gro., 8 de julio de 2014.- Alrededor de  20 trabajadores de la empresa CIOESA, la cual fue contratada por la Comisión de Agua Potable y alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), protestaron en el ayuntamiento porteño.

    El representante de los defraudados, Gerardo Soberanis, exigió a las autoridades municipales así que tomen cartas en las anomalías que está ocasionando Benito Trujillo Sánchez,  director de CAPAMA.

Reprochó que durante un año les ha prometido pagarles  y nunca les ha entregado ni una quincena de sueldo.

    “Siempre nos dicen que ya mero, somos padres de familia, tenemos hijos, tenemos que mantener a nuestras familias, mientras Trujillo Sánchez hace caso omiso a la exigencia de nuestros pagos”.