MÉXICO, DF, 26 de noviembre de 2015.- El presidente ruso, Vladímir Putin, exigió a Turquía disculpas y castigo a los responsables del derribo del bombardero ruso Su-24 que participaba en una misión antiterrorista en Siria, publica el portal del diario barcelonés La Vanguardia.

“Todavía no hemos escuchado disculpas claras por parte de la cúpula político-militar de Turquía, ni ofertas para compensar los daños ni tampoco la promesa de que los criminales serán castigados”, dijo Putin en el Kremlin al recibir las cartas credenciales de nuevos embajadores.

El presidente ruso calificó de “absolutamente inexplicables los golpes por la espalda, a traición”, por parte de un país al que Rusia consideraba un aliado en la lucha contra el terrorismo.

“Da la impresión de que el Gobierno turco, conscientemente, lleva las relaciones ruso–turcas a un atolladero. Lo lamentamos”, acusó.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, pidió “explicaciones realistas a la parte turca” sobre el derribo del bombardero ruso.

Sigue la nota aquí.