TLAPA, Gro., 8 de octubre de 2014.- Como en el resto del estado y del país, alumnos, maestros y padres de familia protagonizaron una marcha en apoyo a los alumnos desaparecidos de Ayotzinapa.

Según lo publicado en Guerrero Noticias, al llegar a la explanada del ayuntamiento un grupo de jóvenes universitarios entraron a las oficinas tirando la puerta para sustraer computadoras, mobiliario, aparatos eléctricos, así como documentación oficial, para luego incendiarlas.

El grupo encabezado por los jóvenes estudiantes señalaron que esto se les salió de control, asegurando que solamente tenían contemplado una marcha pacífica. Presumen que estas personas son sujetos infiltrados en el movimiento.