STELLENBOSCH, Sudáfrica. 13 de marzo de 2015. Esta semana, Sudáfrica hizo historia médica al llevar a cabo, exitosamente, el primer trasplante de pene del mundo, ello gracias a la diligente labor de un equipo de cirujanos de la Universidad de Stellenbosch y a un donante que convirtió en realidad la faena anatómica.

Según reporta la BBC en su edición en línea, la cirugía habría sido realizada en diciembre de 2014 en el Hospital Tygerberg de Ciudad del Cabo, involucrando a un joven de 21 años, cuya identidad permanece en el anonimato por razones éticas, y quien perdió sus órganos genitales luego de sufrir complicaciones derivadas de una circuncisión.

Conforme a El Clarín, la circuncisión tradicional sudafricana contempla la ablación del prepucio por medio de una mutilación ritual que, generalmente, se realiza hacia el final de la adolescencia en varias culturas de la comarca, ello tras un periodo iniciático en medio de la selva y bajo condiciones insalubres, provocando que muchos varones se desangren o sobrevivan con un órgano sexual infectado por el resto de sus días.

En ese sentido, trascendió que, después de esta exitosa operación, “los médicos esperan que otros 9 pacientes con miembros circuncidados durante los rituales reciban un órgano compatible”, sin mencionar que esta nueva metodología permitiría abrir los horizontes científicos para tratar enfermedades graves como el cáncer de pene o las disfunciones eréctiles severas.

“Fue un privilegio haber participado en este primer trasplante de pene exitoso en el mundo”, declaró en entrevista el profesor André van der Merwe, jefe de la División de Urología de la Universidad de Stellenbosch y quien dirigió la intervención., añadiendo que este proceso quirúrgico tuvo una duración de 9 horas y su propósito “era la restauración de todas las funciones urinarias y reproductivas del paciente”.

Asimismo, el galeno expone que hallar un donante es la parte más complicada del procedimiento, de forma que “para mí los héroes de todo esto son los donantes y sus familiares. Ellos salvan las vidas de muchas personas al donar sus órganos en situaciones graves. Vaya, para un joven de 18 o 19 años, la pérdida del pene puede ser profundamente traumática y no necesariamente se tiene la capacidad psicológica para procesarlo. Hay, incluso, reportes de suicidios entre esos jóvenes”.

Van der Merwe y su equipo quirúrgico afirman que se emplearon modelos y técnicas desarrolladas para la operación de pene con base al primer trasplante facial realizado en el mundo (llevado a cabo el 22 de abril de 2010 en España), por lo que los expertos se acopiaron a conectar vasos sanguíneos y nervios de forma microscópica.

Cabe mencionar que esta no es la primera vez que se intenta un trasplante de pene en el mundo. Según recuerda The Guardian, fue en 2006 que un grupo de cirujanos chinos realizar el mismo procedimiento y si bien, la operación en su momento fue calificada como un éxito quirúrgico, el órgano tuvo que ser amputado a los diez días porque el paciente lo rechazó psicológicamente.

De igual modo, en el pasado se han llevado a cabo con éxito operaciones para volver a unir el órgano sexual de hombres tras accidentes o ataques… pero esta es la primera ocasión en que el paciente queda facultado no sólo para orinar, sino para reproducirse, luego de perder por completos sus órganos sexuales.

Leer más en BBC, The Guardian y El Clarín