CHILPANCINGO, Gro., 26 de agosto de 2014.- El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, reapareció en un acto público en Chilpancingo con un amparo que impide que la Policía Ministerial lo detenga.

Plácido Valerio acudió a un encuentro de organizaciones campesinas, empresariales y estudiantiles con delegados de las dependencias del Gobierno Federal.

Su abogado, Manuel Vázquez Quintero, confirmó que Plácido logró el amparo por parte de la justicia federal, de tal suerte que no podrá ser detenido por los delitos de robo y daños, que le imputa la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

De acuerdo con lo publicado por Milenio, el dirigente de la UPOEG negó que haya puesto distancia con Guerrero para evitar que se le aprehendiera.

“Nosotros no corremos, solo caminamos”, reviró ante la versión de que había escapado ante las órdenes de aprehensión libradas en su contra.

Confirmó que hace cinco años enfrenta un padecimiento de diabetes y que acudió a checarse ante un cuadro crítico que se le presentó.

“En Guerrero todos estamos enfermos; yo de diabetes, pero hay otros que de dengue, desnutrición y sobrepeso, también padecemos de males comunes como son la pobreza y la inseguridad”, sostuvo Bruno Plácido.