SAO PAULO, Brasil. 9 de diciembre de 2014.- Pelé recibió hoy el alta médica y afirmó que “nunca tuvo miedo de morir”, a pesar de haber permanecido 16 días ingresado en un hospital de Sao Paulo por una infección urinaria.

Acompañado por su novia, Márcia Aoki, y los doctores Fabio Nasri y Oscar Pavão, Pelé agradeció el apoyo a sus seguidores y del equipo médico y reafirmó que “gracias a Dios estoy bien, recuperado”, publica 24 HORAS.

“Es bueno saber que tienes el apoyo de todo el mundo. Ya me estoy preparando para las Olimpiadas”, bromeó el eterno “10″ brasileño, quien añadió “Soy un hombre de tres corazones“, en alusión a su ciudad natal, Três Corações

 

Tras sufrir una mejoría, el tricampeón mundial con la selección brasileña recibió asistencia de terapia intermedia durante varios días y el pasado fin de semana fue transferido a un cuarto común, donde estuvo hasta este martes.

 

El Rey del Fútbol subrayó que no estuvo “preocupado”, pero admitió que durante sus treinta años de carrera en el fútbol “nunca había pasado una cosa así. Fue un periodo complicado para mí. Tuve una operación en el fémur (en 2012). Estaba mejorando y ahí tuve un problema de piedras en los riñones e infección. Acabé aquí y pensé ¿será que Dios me está olvidando?”, señaló Pelé.

 

Leer más en 24 HORAS