CHILPANCINGO, Gro., 10 de julio de 2014.- Síntomas como náuseas, vómitos, sudoración y enrojecimiento de la cara pueden aparecer minutos después de ingerir alcohol con algunos medicamentos, principalmente cuando se trata de anti-inflamatorios o analgésicos, que de ingerirse en dosis mayores, podrían generar consecuencias mortales, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

De acuerdo con el médico especialista en Medicina Critica, Raúl Mercado Ávila, las consecuencias dependerán de acuerdo a la cantidad de alcohol y medicamentos que se ingieran de forman simultánea, por lo que recomendó conocer qué tipo de medicamentos nos pueden afectar en mayor escala, aunque la recomendación principal es no combinarlas.

Indicó que los fármacos que se deben evitar consumir junto con bebidas etílicas están algunos antiepilépticos, ya que pueden tener importantes consecuencias, generando disminución de la eficacia del medicamento.

Los pacientes que consumen anticoagulantes orales deben evitar la bebidas alcohólicas, porque sus consecuencias pueden ser mortales, de tal efecto que no podemos mezclarlas, además de que no es conveniente suspender el medicamento por consumir alcohol, porque el tratamiento farmacológico pierde eficacia”, expresó.

Detalló que los síntomas (antes referidos) de la mezcla de medicamentos y alcohol se denominan antabús,los cuales son manifestaciones clínicas que pueden ser leves o graves y que varían desde un simple rubor facial, náuseas, vómitos, ansiedad, hasta incluso taquicardias, hipotensión, insuficiencia respiratoria o encefalopatía.