CHILPANCINGO, Gro., 7 de abril de 2014.- El gobernador Ángel Aguirre Rivero dijo que ya canalizó una buena cantidad de dinero para los trabajadores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que se encuentran en paro desde la semana pasada, reconoció que tienen un salario bajo, pero también comentó que no se puede resolver una demanda de muchos años ‘de un solo jalón’.

Dijo que no podrán otorgar el 40 por ciento de incremento salarial, pidió a los magistrados dialoguen con los inconformes y les ofrezcan lo que el gobierno puede canalizar.

Explicó Aguirre Rivero que está impedido para tomar dinero de un lado y aplicarlo en otro, porque entonces caería en la ilegalidad y tendría como gobernante responsabilidad legal.

Está preocupado porque no se puede detener el trabajo que realizan en el poder judicial ya que se perjudican cientos de personas, dijo que él ya hizo un gran esfuerzo y ahora pide a los trabajadores también hacer el suyo.