MÉXICO, DF, 16 de julio de 2015.- La noche del 11 de julio cuando escapó Joaquín El Chapo Guzmán Loera del Centro Federal de Readaptación número 1, El Altiplano, había menos de 50 elementos de custodia para la vigilancia de las instalaciones penitenciarias, publica Excélsior.

Fuentes del Gabinete de Seguridad del gobierno federal informaron que ese es otro de los problemas que está enfrentando el sistema penitenciario federal, con un déficit de más de cuatro mil elementos de custodia para los 21 centros carcelarios que lo integran.

Lee más en Excélsior