CHILPANCINGO, Gro., a 12 diciembre de 2013.- Durante el tercer día de actividades de la Reunión Nacional de Integración y Desarrollo del Sector Salud 2013, que se desarrolla en la ciudad de México, la Secretaría de Salud de Guerrero, que encabeza Lázaro Mazón Alonso, fue reconocida como una dependencia que ha logrado reducir la mortalidad materna de 72 registradas en 2011 a 58 en  2012, y se espera que en 2013 se confirme una tendencia a la baja.

Durante la etapa de presentación de casos exitosos para resolver las problemáticas de salud, la investigadora Rosa María Núñez Urquiza, especialista en temas de salud reproductiva y actual jefa del departamento de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud del Estado de Morelos, presentó una ponencia sobre el caso de Guerrero en la atención y reducción de la mortalidad materna.

Indicó que durante varios años ha trabajado en el tema de la mortalidad materna, y que en Guerrero comenzó en 2002, en el municipio de Tlapa de Comonfort, en la región de la Montaña.

Opinó que el esfuerzo que se ha realizado por parte de los gobiernos de la entidad ha sido de altas y bajas, debido a los cambios administrativos en el sector salud, pero durante la gestión del secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso, se ha disminuido la mortalidad materna.

“Hemos podido acompañar el proceso de gestión de las autoridades de Guerrero, muy comprometidas con el problema de la mortalidad materna para mejorar los traslados de mujeres embarazadas, que era un gran problema, además de mejorar la infraestructura hospitalaria y capacitar a la población de las comunidades de La Montaña y de otras áreas”, expuso.

Reconoció el esfuerzo colegiado que durante los últimos dos años ha realizado la Secretaría de Salud de Guerrero en varios frentes, como el mejoramiento de la infraestructura hospitalaria, la comunicación con mujeres embarazadas y el traslado a unidades médicas cuando presentan emergencias obstétricas, mediante un equipo de respuesta inmediata que ubica a donde puede llegar la mujer y en caso de ser necesario se desplaza un equipo itinerante de médicos intensivista y obstetra, incluso con unidades de sangre para atender y resolver la emergencia.