MÉXICO, DF, 1 de octubre de 2014.- Luego de que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, asegurara que el gobierno de Guerrero debe asumir su responsabilidad frente a la inseguridad, dirigentes y legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) condenaron que el primer mandatario pretenda deslindar al gobierno federal de la violencia en ese estado.

Según lo publicaod en Reforma, Alejandro Sánchez, y la vicecoordinadora del partido en el Senado, Dolores Padierna, aseguraron que la Administración federal es corresponsable de la situación que prevalece en la entidad, debido a que ha fracasado la estrategia de combate al crimen.

“Estamos con indignación y no aceptamos que Peña Nieto se lave las manos, es una corresponsabilidad cuando se trata de crimen organizado. Los tres niveles de Gobierno son igualmente corresponsables”, expresó Padierna.

El secretario general denunció que existe la posibilidad de que los hechos de violencia registrados en Guerrero sean una “cortina de humo” para distraer la atención de los hechos registrados en Tlatlaya, en el Estado de México, por los que son procesados varios militares.

Ante la escalada de violencia en Guerrero, Peña demandó al Gobierno de ese Estado, encabezado por el perredista Ángel Aguirre Rivero, asumir su responsabilidad.

Consultado sobre los ataques a normalistas por parte de policías municipales en Iguala y las ejecuciones en Acapulco, indicó que su Gobierno apoyará en labores de seguridad si lo pide la autoridad guerrerense.

Si tienes suscripción con Reforma, lee más en: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=354817&v=3#ixzz3Ev1SIpGX