CHILPANCINGO, Gro., 23 de febrero de 2015.- Luego de que esta mañana pobladores de Quechultenango y Mochitlán, algunos portando armas de grueso calibre, emprendieran una marcha hacia Chilpancingo, elementos antimotines resguardan el recinto del Palacio de Gobierno federal.

 

Cerca de un centenar de policías se encuentran en la entrada de las instalaciones federales en espera del arribo de pobladores que están inconformes con la recién creada policía comunitaria del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG).

 

Los pobladores descartaron de momento dirigirse hacia la comunidad de Petaquillas para evitar que el conflicto pase a mayores.

 

Pretenden ser atendidos por autoridades para exigirles la intervención del Ejército y que se destituya al comisario de Petaquillas. Amagan con bloquear vialidades de no ser atendidos.