CHILPANCINGO, Gro., 22 de noviembre de 2013.- A dos meses de la tormenta tropical Manuel, los tres niveles de gobierno preparan la reubicación de mil 800 familias de la capital guerrerense que resultaron con pérdida total de sus viviendas.

El presidente municipal, Mario Moreno Arcos, precisó que hay mil 800 familias que por dictamen técnico deben de reubicarse, pues sus viviendas quedaron en pérdida total y las zona en que estaban asentadas fue declarada como de alto riesgo.

Explicó que la mayoría de las familias damnificadas por la tormenta tropical están dispersas, algunas rentan provisionalmente, otras viven con familiares y solamente unas 300 permanecen en dos albergues; uno instalado en el Instituto del Deporte y la Juventud (Indej), otras en el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).

Dijo que sus colaboradores tienen la consigna de concretar la compra del predio en donde se desarrollará la reubicación.

Aclaró que el proceso no será rápido y que en un término de dos a tres meses habrá un avance concreto.

Por su parte el gobernador, Ángel Aguirre Rivero, confirmó que ya están listos los primeros 60 millones de pesos para reubicar a mil familias damnificadas.