TAPACHULA, Chis., 2 de enero de 2016- Mariana Wilox, directora de la asociación civil Soy Migrante en México, reveló que en Chiapas hay una gran demanda de trabajo sexual, por lo que una gran cantidad de mujeres y niños son víctimas de explotación.

La asociación civil realizó un recorrido por la frontera sur de México en los albergues que existen para brindar apoyo a migrantes, con el propósito de conocer la realidad migratoria.

Durante su estancia, el grupo de Soy Migrante observó y convivió con personas vulnerables en cuanto a temas de explotación laboral, sexual y prostitución. “Nos hemos dado cuenta a la vulnerabilidad de los niños y de las mujeres ante la realidad”, agregó Wilox.

Más información en Quadratín Chiapas.