CIUDAD DE MÉXICO, Qro., 6 septiembre 2014.- La fama de fiestero de Ronaldinho no inquieta al Querétaro.

Fue tal la dificultad por fichar al crack brasileño y el impacto mediático que ya generó que lo de menos son sus fiestas, a juicio del presidente del club, Adolfo Ríos. El directivo pidió que no se le estigmatice.

“El pasado ya para nosotros no cuenta, no podemos aferrarnos a una situación que no existe, habrá que comprometerlo y ese compromiso lo tiene no sólo como profesional que es, sino con lo profesional que es el equipo, dice Cancha.

http://www.cancha.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=333220&urlredirect=http://www.cancha.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=333220