ACAPULCO, Gro., 6 de agosto de 2014.- Policías municipales veteranos coincidieron en que si ya no le sirven a la Secretaría de Seguridad Pública aceptarán la liquidación y exigirán el sistema de pensiones, aunque indicaron que prefieren seguir trabajando.

Según lo publicado en El Sur, afuera de la secretaría se mantienen los policías municipales en paro laboral, que comenzaron el 28 de julio, en espera de una solución a sus demandas, entre ellas la liquidación al 100 por ciento y un sistema de pensiones para los policías veteranos y los enfermos.

También demandan seguro de vida y pagos de adeudos a las empresas financieras, lo que fue expuesto en una minuta que una comisión de los agentes entregó en Chilpancingo en esa misma fecha, así como en las oficinas de la Secretaría General del estado, en la oficina del gobernador Angel Aguirre y en la Codehum.

Este viernes se observó a los agentes que entraron en el turno afuera de la dependencia, mientras que otros se situaron en las calles aledañas o en las escaleras en espera de la hora de comida y después la salida.

El policía Alejandro, quien tiene unos 35 años de servicio, señaló que ha sido nulo el apoyo de las autoridades en cuanto a la liquidación para los adultos mayores, pero que la aceptaría si “es justa y también es justa la pensión porque ya no vamos a encontrar trabajo”.

El agente, de 68 años, indicó que le gustaría seguir en la dependencia aunque sea en áreas administrativas, “porque todavía tengo fuerza para trabajar, pero como estamos grandes nos quieren liquidar después de dejar la vida aquí”.