MÉXICO, DF., 6 de agosto de 2014.- El corresponsal de Proceso en Guerrero, Ezequiel Flores Contreras, sufrió un saqueo en su domicilio. Este viernes al llegar se percató que la puerta estaba abierta, su cuarto estaba desordenado y le fueron robados varios aparatos electrodomésticos, según publica Apro.

Semanas atrás el vocero del gobierno de Guerrero, José Villanueva Manzanares, aseguró que no existe ninguna campaña de desprestigio contra el trabajo periodístico de Ezequiel Flores.

El sábado 16 de agosto, la organización Artículo 19 emitió una alerta por la visita que realizó un presunto agente del Ministerio Público Militar a la casa del reportero, con la supuesta intención de entregarle un citatorio de comparecencia, para colaborar en una investigación militar.

Artículo 19 alertó que no es la primera ocasión que el corresponsal de Proceso es agredido por autoridades, ya que en 2013 el gobernador Ángel Aguirre Rivero descalificó y denostó su labor periodística.