CHILPANCINGO, Gro., 3 de marzo de 2016.- Debido a que el gobernador Héctor Astudillo Flores les canceló hasta en tres ocasiones una reunión que tenían pactada para plantear su pliego petitorio, siete escuelas normales públicas de la entidad se declararon este día en paro de labores por tiempo indefinido.

Lo anterior, fue informado en conferencia de prensa por la dirigencia del Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), misma que anunció que son alrededor de mil 700 estudiantes de las siete normales los que estarán en paro.

Una de las demandas principales que tiene el sector normalista es la publicación de la convocatoria de nuevo ingreso, lo cual debe ser antes del 15 de marzo, y material didáctico para ocho planteles, con excepción de Ayotzinapa, que tiene mesas de trabajo independientes con el Gobierno del Estado.

Los dirigentes del FUNPEG anunciaron que el lunes intensificarán las acciones de protesta porque el gobernador Héctor Astudillo Flores no aceptó reunirse con ellos; la reunión tendría lugar al mediodía de este jueves, sin embargo por la mañana el encuentro fue cancelado, argumentando agenda saturada.

En este paro participarán las siguientes escuelas: la Normal Regional de Tierra Caliente ubicada en Arcelia; la Normal Vicente Guerrero de Teloloapan; la Centenaria Escuela Normal del Estado Ignacio Manuel Altamirano (CENEIMA) y las normales Rafael Ramírez y Adolfo Viguri Viguri, ubicadas en la capital; la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM) de Tlapa; y la Escuela Normal Superior de Educación Física ubicada en la Unidad Deportiva de Acapulco.

Recordaron que el 15 de diciembre firmaron una minuta con el gobierno del estado en la que se acordó que más de mil 900 normalistas recibirían el material, incluyendo al Centro Regional de Educación Normal (CREN) de Iguala pero el material llegó incompleto a las escuelas, por lo que el día miércoles se vieron en la necesidad de retener a los funcionarios hasta que resolvieran el problema.

Por tales motivos “a partir de hoy se iniciarán jornadas de lucha intensiva hasta conseguir que se respeten los acuerdos que por la vía del respeto y diálogo se han pactado y que han sido ignorados por las autoridades correspondientes”, señalaron los dirigentes.

Urgieron a que se emita la convocatoria de nuevo ingreso, pues ven una estrategia perversa por parte de las autoridades educativas para inhibir el interés de los jóvenes para ingresar a las normales y de esta forma desaparecer las normales públicas, como lo han intentado en los últimos años.

Por ahora, dijeron, las actividades serán estrictamente informativas, pero la siguiente semana las actividades se radicalizarán hasta llegar a las marchas, bloqueos y toma de oficinas.

Otro de los puntos fundamentales del pliego petitorio que pretenden entregar al Gobierno del Estado, es la donación de un terreno para la Escuela Superior de Educación Física con sede en Acapulco, que por ahora se encuentra en las instalaciones de la Unidad Deportiva.

Expusieron que no existen las condiciones para continuar en esas instalaciones toda vez que están muy deterioradas y se corre el riesgo de que colapsen, poniendo en riesgo la integridad de los estudiantes “pero al parecer es lo que quiere el gobierno, otra tragedia con los normalistas”.