CHILPANCINGO, Gro., 28 de mayo de 2016.- La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, entregó este sábado títulos de propiedad a comuneros ejidales de la región Norte y Centro del estado, como parte del evento Certeza Jurídica  y Seguridad Patrimonial del programa Papelito Habla.

Entrevistada después del acto realizado en la residencia oficial de Casa Guerrero en Chilpancingo, la secretaria federal negó que se hayan cancelado proyectos de reconstrucción en el estado y omitió hablar sobre las observaciones que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la cuenta pública de 2014, respecto a irregularidades en la compra de predios para edificación de viviendas.

Dichas observaciones presumen un daño al erario de 11.8 millones por adquirir al menos 22 terrenos a precios inflados, y de los que hasta septiembre de 2015 no había evidencia documental que acreditara que fueron entregados a los damnificados.

-¿Se señala que hubo irregularidades en la compra de los terrenos donde se construyen las viviendas de damnificados? Le cuestionó una reportera.

“¿Quién lo señaló?, eso no le corresponde a Pepe Armenta (delegado de la Sedatu en Guerrero) y no corresponde a la administración de Peña Nieto”, sentenció.

Por otra parte, el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena señaló que en el municipio hay comunidades en las que aún falta por construir casas para damnificados, como el caso de Chicahuales donde 280 familias siguen en espera de sus viviendas; así como en el poblado de Azinyahualco donde existe un problema con el terreno donde serán reubicados afectados.