CHILPANCINGO, Gro. 13 de diciembre de 2014.- Un desplome de 96% en los decomisos de heroína y de más de 80% en las armas de fuego aseguradas son los indicadores más notorios de la disminución que registran este sexenio los golpes propinados por el Ejército a los recursos y mercancía de los cárteles del narcotráfico.

 

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reveló en su portal oficial un balance de los resultados obtenidos en su Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos durante los dos primeros años de la actual administración federal.

 

El balance general de los primeros 24 meses de este sexenio, del 1 de diciembre de 2012 al 30 de noviembre, arroja que los militares lograron la localización de un millón 403 mil 102 kilogramos de marihuana (considerada la droga más decomisada por su producción masiva)

 

En kilogramos netos, el segundo estupefaciente más asegurado por el Ejército en estos dos años de gobierno son las metanfetaminas, con casi 25 mil kilogramos de ellas. Le siguen la cocaína con cuatro mil 205 kilos, la goma de opio con mil 557 y la heroína con 350 kilogramos.

 

En cuanto a los golpes humanos, económicos y materiales, la Sedena informó la detención por personal militar de 13 mil 220 personas; el aseguramiento de 16 mil 617 armas de fuego largas y cortas, de mil 981 granadas y de más de 2.5 millones de cartuchos; la incautación también de más de 17 mil vehículos, de 37 aeronaves y de 30 embarcaciones.

 

La Sedena reportó la destrucción de 483 pistas de aterrizaje clandestinas y de 216 laboratorios clandestinos para fabricar drogas sintéticas. Se aseguraron poco más de 30 millones de dólares y casi 80 millones de pesos.

 

Aunque los números en cuanto a decomisos de droga por parte del Ejército son voluminosos, en los últimos años se aprecia una disminución en la cantidad del producto arrebatado a los narcotraficantes.

 

El descenso más dramático se aprecia en la heroína, droga de la cual se decomisaron más de 3 mil 700 kilos en 2011 según las cifras de la Sedena, mientras que en el 2013 apenas se decomisaron 182 kilos, es decir, casi 96% menos. Y este año la cifra es aún menor con 163 kilos encontrados de enero a noviembre.

 

Este descenso en el decomiso llama la atención si se toma en cuenta que, de acuerdo con los reportes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos DEA, el trasiego de heroína por la frontera con México se ha incrementado más de 150% en los últimos años.

 

Leer más en 24 HORAS