ACAPULCO, Gro., 15 de julio de 2014.- A causa de que dos mil 300 edificios de 26 unidades habitacionales en Acapulco se encuentran en riesgo de colapso por los constantes temblores, la salinidad, el paso del tiempo y su construcción en zonas de alto riesgo, el Infonavit verifica sus situación.
El diputado federal por el partido Movimiento Ciudadano (MC) Víctor Manuel Jorrín Lozano, quien es el principal promotor de esta medida, señaló que la empresa “Colinas del Buen” que se especializa en la evaluación de daños estructurales, y la cual fue contratada por el Infonavit para realizar los estudios estructurales en los edificios de las unidades habitacionales, tendrá listo el diagnóstico en un plazo no mayor a 90 días, y a partir de ahí se sabrá cuántos edificios necesitaran remodelación o incluso si deberán reubicarse y reconstruirse, señala El Financiero.

“Las unidades habitaciones donde hay mayor crisis y riesgo de colapso son el Coloso, Alta Progreso y Mozimba. En esos lugares no se descarta la posibilidad de que varios edificios tengan que ser reubicados y reconstruidos porque se encuentran en muy mal estado”, señaló el legislador federal.

Adelantó que ya se cuenta con una bolsa económica de 60 millones de pesos, que aportaran los gobiernos federal y estatal así como el propio Infonavit, para iniciar los trabajos de reparación en los inmuebles más afectados, pero se estima que este presupuesto se incremente hasta los cien millones con la ayuda de la Sedatu cuyo titular aceptó incorporar parte de los trabajos de rehabilitación dentro de su presupuesto del 2015.

La empresa Colinas del Buen, dio a conocer que parte de sus actividades incluyen levantar un padrón de los daños que tengan las construcciones y determinar la seguridad estructural de cada uno de los edificios, y donde se requiera mayor atención se procederá a una revisión más detallada que formará parte de una segunda etapa de diagnóstico más profundo.

Se especificó que no serán revisados todos los edificios, sino los cuatro tipos que conforman cada unidad habitacional y en el dictamen se indicara si tiene fallas estructurales, se pueden reparar o necesitarán reubicarse y reconstruirse.