MÉXICO, DF, 04 de noviembre de 2014.- “Se escapa el que tiene miedo, el que debe algo. Yo no debo absolutamente nada”, expresó Lázaro Mazón, después de conocer la noticia de la captura del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, quien es identificado como su ahijado político.

Entrevistado por Adela Micha, el exsecretario de Salud de Guerrero aseguró sentirse tranquilo y sin temor tras la detención de Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda este martes en la ciudad de México, y dijo que no se irá de Guerrero, reproduce Excélsior.

A la pregunta de si está preocupado por lo que pueda declarar Abarca y sobre el supuesto financiamiento que él le habría dado al exalcalde acusado de la desaparición de los normalistas, respondió: “No estoy preocupado. Puedo dar apoyo político a muchos; siempre me buscan. Financieramente, no”.

Aseguró que en estos 39 días su amigo José Luis Abarca no lo ha buscado y que el último intercambio entre ambos se dio el mismo viernes 26 de septiembre ‒cuando desaparecieron los normalistas‒ vía mensaje, en el que Abarca le comentó que en Iguala estaba todo tranquilo.

A la pregunta de si tenía conocimiento de las actividades de Abarca y si se deslindaba, dijo que “no me deslindo de algo que no conozco. Nunca apoyaríamos a alguien si supiéramos que se dedica a actividades ilícitas”.

Expuso que ahora lo que espera tras la detención de Abarca y de su esposa es “que se aplique la ley, que no haya injusticias. Que todo esto salga bien”.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/11/04/990510