ACAPULCO, Gro., 17 de diciembre de 2015.- El secretario de Salud del estado Carlos de la Peña Pintos anunció que se establecerá el alcoholímetro en Guerrero.

El funcionario indicó que este programa se reanudará el próximo año y será de manera permanente.

“La idea es que sea permanente”, afirmó y agregó que se hará de manera conjunta “sin avisar” con la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes, con la Policía Federal, las secretarías de Salud federal y estatal, así como autoridades municipales.

De la Peña Pintos indicó que se espera se utilicen uno o dos alcoholímetros en distintos municipios como Acapulco, Zihuatanejo (incluida la zona turística de Ixtapa), Chilpancingo, así como otros de las regiones de Costa Chica e incluso La Montaña.

En el caso de Acapulco, de las desventajas que habría por tratarse de un destino turístico, el secretario aseguró que esto no afecta, pues agregó que ha acudido a otros lugares con afluencia de visitantes y no hay problema en ese sentido.

“En todos lados se hace, entonces no tiene por qué no hacerse aquí en Acapulco”, argumentó.

El secretario de Salud abundó que las sanciones oscilan entre los 6 mil y 7 mil pesos, y recordó que cuando se aplicó la prueba polito de este sistema en noviembre, fueron multadas seis personas.

En otro tema, de los trabajadores eventuales del área de Vectores que siguen en paro laboral desde el 13 de septiembre en demanda de ser basificados, De la Peña Pintos aseguró que ya más de 30 se reincorporaron a trabajar.

Sin embargo reconoció que aún hay otros que se “se resisten”, por lo que advirtió que se tendrán que levantar las actas correspondientes por abandono de empleo.

Reiteró que son 3 mil 500 los trabajadores sin techo presupuestal, del total de 22 mil con que cuenta la Secretaría. Recalcó que se tendrá que hacer un estudio de los recursos humanos para revisar si hay aviadores o personas que cobren por una profesión que no tienen.