ACAPULCO, Gro., 07 de marzo de 2014.- El Procurador de Justicia de Guerrero Iñaky Blanco Cabrera, aseguró que se han integrado averiguaciones penales en contra de los directores de los Centros de Reinserción Social (Cereso) de Acapulco y Chilpancingo donde a inicios de la presente semana se incautaron electrodomésticos, droga y armas punzocortantes. También aseguró que en lo que va del año se tiene un decremento cercano al 35 por ciento en el delito de secuestro.

Blanco Cabrera dijo que “se están integrando las averiguaciones previas” sobre lo incautado dos meses después de las requisas en los penales de la entidad, y estimó “que en cuanto tengamos los elementos les vamos a hacer saber lo correspondiente”.

Recordó que a principios de año se presentaron “eventos un tanto desafortunados”, en relación a los decomisos de plasmas, televisiones, estéreos, juegos de video, teléfonos y otros aparatos que se encuentran prohibidos en los penales y que por ello el Ministerio Público ejerció acción penal contra un sub secretario, dos directores generales y varios elementos de seguridad y custodia.

Expuso que los directivos del centro carcelario de Chilpancingo y de Acapulco, quienes están siendo procesados por homicidio, lesiones, ejercicio indebido del servicio público y abuso de autoridad, mientras que en contra del ex sub secretario de reinserción penal se tiene una orden de aprehensión pendiente.

Blanco Cabrera dijo que en el caso de lo sucedido en el penal de Tuxpan Iguala aún siguen buscando al ex director que se encuentra prófugo, luego del ingreso de un comando que privó de la vida a varios internos y luego se enfrentaron con personal de custodia con saldo final de 9 muertos.