CHILPANCINGO, Gro., 07 de septiembre de 2014.- Una vez iniciada la elección interna del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero se han registrado varios incidentes graves como la quema de una urna en la comunidad de Llano de Tepehuaje, del municipio de Metlatónoc.

En el portal de la Terra se indica que en la sesión de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), el representante de la corriente Grupo Guerrero, Mario Ruiz Valencia, habrían sido militantes de la Unidad de Izquierda Guerrerense (UIG), liderada por Víctor Aguirre Alcaide, los que incendiaron la urna y las boletas electorales, a fin de impedir la votación.

En la sesión también se dio a conocer que en Juchitán, en la región de la Costa Chica, un grupo impide que se lleva a cabo la votación.

También se acusó a los operadores de la corriente Izquierda Popular de Guerrero (IPG) de repartir despensas en colonias populares de Acapulco.

El representante de IPG, Misael Medrano Baza, quien es subsecretario de Asuntos Políticos del Gobierno del Estado, prometió que en caso de que existiera esta irregularidad hablaría a sus compañeros para que frenen esta entrega de apoyos.

David Alejandro Arroyo, presidente de la Junta Local del INE en Guerrero, pidió a los representantes de las corrientes del PRD que les digan a sus compañeros que dejen que la elección se desarrolle de manera tranquila.

El funcionario electoral se negó a acceder la petición del representante de la corriente de Nueva Mayoría, Antonio Orozco de solicitar al gobierno el envío de policías estatales a una casilla de Juchitán donde un grupo de personas no deja votar.

“Si mandamos a la Policía o al Ejército, podrían calentarse más los ánimos”, contestó David Alejandro Arroyo.

Luego el representante de Nueva Mayoría se paró y vía telefónica le ordenó a uno de sus correligionarios de Juchitán que se juntara a un grupo de personas y que a “chingadazos” sacaran a la gente que impide la votación.