ACAPULCO, Gro., 30 de diciembre de 2015.- El tema del Mando Único es un asunto que se retomará en 2016, indicó el gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores.

Entrevistado en Iguala después de tener una reunión con presidentes municipales de la zona Norte, al hablar de los temas que se esperan para el 2016, el mandatario estatal mencionó el Mando Único como un asunto pendiente en el que dijo, se debe trabajar mucho con los alcaldes.

En este sentido Astudillo Flores dijo esperar que este asunto se retome en la segunda quincena del mes de enero del próximo año.

El gobernador, quien recalcó que el problema más delicado es precisamente el de la seguridad, afirmó que con motivo del Mando Único se recorrerá el estado después de los primeros días de enero para tener reuniones y hablar también con la Secretaría de Gobernación pues agregó, hay un lineamiento nacional que se afina para este próximo año.

Héctor Astudillo indicó que hay municipios donde se solicita este mando como en el caso de Iguala, Chilapa y Chilpancingo donde dijo, ya se firmó y lo que falta es retomarlo para que los policías aptos se incorporen “y a los que no estén en buenas condiciones pero podamos mejorarlos hay que capacitarlos, hay que insistir”.

Agregó la importancia de una capacitación especial para los agentes en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio que entra en vigor el siguiente año.

De la situación de inseguridad que se vive en la zona Norte como en el caso de Iguala, donde ayer martes se pegaron fotografías de Eduardo Joaquín Jaimes ‘El Choky’, presunto implicado en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el mandatario dijo que ha hablado con el presidente municipal Esteban Albarrán Mendoza, quien le manifestó su preocupación y que incluso ayer hubo una reunión de seguridad en ese municipio que dijo, monitoreó desde Chilpancingo y agregó que hay dispositivos especiales para inhibir el problema.

De la reunión con los alcaldes, el gobernador recordó el recorrido que hizo en el estado para afinar el programa de obras con una inversión de casi 8 mil 200 millones de pesos en carreteras, caminos rurales, escuelas, agua, drenaje entre otras para los municipios de las diferentes regiones.