IGUALA, Gro., 31 de marzo de 2014.- Una treintena de trabajadores de las salas 1 y 2 de primera instancia en materia penal, se declararan en paro laboral en demanda del pago retroactivo e incremento salarial del 12 por ciento, debido a que desde hace tres años, no se los han entregado cuando era el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Jesús Martínez Garnelo, a pesar de que la Federación entrego los recursos, por lo que acusaron de que existe desvió de recursos.

“En la casa de la justicia no hay justicia y aquí nos violan nuestros derechos y garantías”, consignaron empleados del poder judicial.

Desde las 9 de la mañana, los empleados del sistema judicial, cerraron las puertas de las oficinas de los juzgados 1 y 2, ubicadas a un costado del Cereso de Tuxpan, colocando ahí, sillas y bancas impidiendo con ello la entrada y salida de quienes estén interesados en realizar algún trámite o diligencia.

Los inconformes, quienes omitieron dar sus nombres por obvias razones, relataron que el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Jesús Martínez Garnelo y actual secretario de Gobierno, no les ha incrementado su salario, incluso les quitó varios beneficios entre ellos, el festejo regional del Día de las Madres, haciendo sólo una celebración estatal descontándoles 500 pesos de su salario a todos los trabajadores.

En su denuncia, los trabajadores, manifestaron que ya fue enviado el recurso al Poder Judicial, donde se les aumentó el subsidio para que a su vez, fuera aplicado en el aumento salarial, pero que este fue desviado para la infraestructura, sin embargo dijeron que no fue aplicado, porque el edificio sigue en pésimas condiciones, inclusive utilizan computadoras de su propiedad.

En ese lugar, los inconformes colocaron cartulinas que a la letra dicen: “solicitamos aumento en razón de que hace tres años no ha sido aumentado. Atentamente: Oficiales administrativos; Paro laboral. Oficiales administrativos: Solicitamos el aumento salarial. Atentamente oficiales administrativos”, entre otras

Ahí, Filemón Vázquez Espinosa, juez del segundo juzgado penal, junto con otros trabajadores coincidieron en señalar que la carrera judicial es letra muerta, porque proponen gente externa, tal es el caso en las propuestas para ser magistrado debido a que la mayoría que participa en las ternas son externos como Guillermo Sánchez Virrueta, quien desde hace 12 años, no trabaja dentro del Poder Judicial, cuando hay jueces preparados.

Mientras se desarrollaba el paro laboral, una de las empleadas administrativas, manifestó que se sumaron los trabajadores de las salas penales de Taxco, Arcelia, Coyuca de Catalán, Acapulco, entre otros y que fueron amenazados por Adela Román Ocampo, magistrada en la segunda sala penal de Acapulco a que desistan, o de lo contrario se abstuvieran a las consecuencias.