CHILPANCINGO, Gro., 6 de febrero de 2015.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) advirtieron que mantendrán sus protestas para asegurar que sus derechos se respeten en el futuro, pese a que los gobiernos estatal y federal comenzaron a depositar algunos de los pagos pendientes.

 

Según lo publicado por El Sur, unos 600 inconformes del SNTE en Acapulco anunciaron un paro definitivo para el lunes si no se les paga todo lo adeudado, mientras que los trabajadores del SUSPEG exigen seguridad jurídica para sus plazas estatales.

 

Por su parte, no hay respuesta para los jubilados del SUSPEG, a quienes se les adeuda la quincena de enero y parte del aguinaldo. Mantienen la toma de Finanzas en La Quebrada.

 

Por segundo día, los jubilados y pensionados aglutinados en el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), mantuvieron tomadas las oficinas de la Secretaría de Finanzas 2, para insistir en el pago de la segunda parte del aguinaldo y del aumento salarial retroactivo del año pasado.

 

El miércoles, los inconformes cerraron las oficinas de Finanzas, ubicadas en la calle Quebrada, mientras que los maestros activos de la misma organización, que marcharon por la Costera, respaldaron a los jubilados y pensionados en su demanda.

 

Este jueves, ningún funcionario del estado atendió a los ex trabajadores de las distintas dependencias, ni tampoco el gobierno del estado realizó el depósito de los pagos.

Advirtieron que este viernes 6 de febrero volverán a tomar las oficinas de Finanzas, desde la 8 de la mañana hasta las 3 de la tarde. Manifestaron que no desistirán del movimiento, hasta que las autoridades cubran el adeudo que tienen con ellos.

 

Lee más en: http://suracapulco.mx/archivos/250780