MÉXICO, DF, 4 de septiembre de 2014.- El nuevo aeropuerto es autofinanciable, pues la inversión con ingresos fiscales y deuda se recuperará en un plazo de 20 años con ingresos propios de la operación aeroportuaria, dijo al noticiario matutino Primero Noticias el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

En total, dijo el funcionario, se requerirán alrededor de 160 mil millones de pesos para la construcción del aeropuerto y de las obras viales e hidráulicas que garanticen su buen funcionamiento.

En detalle, explicó, las instalaciones aeroportuarias requieren una inversión de 120 mil millones de pesos; la infraestructura hidráulica, 16 mil 400 millones; otras asesorías, 4 mil millones más.

Además, señaló, las vialidades para llegar al aeropuerto requerirán licitaciones públicas y se deberán hacer adecuaciones para garantizar la conectividad con las nuevas instalaciones. El plan de conectividad, abundó el secretario, se está validando con los gobiernos del Distrito Federal y del Estados de México.

La infraestructura hidráulica del nuevo aeropuerto servirá, además, para evitar inundaciones y captar agua de lluvia. Se trata de 2 mil 700 hectáreas en las cuales se generarán que impidan que el agua pluvial dañe la operación de las nuevas instalaciones.

Las instalaciones del nuevo aeropuerto se construirán con materiales mexicanos y se constituirán en propiedad federal.

Una vez en operación el nuevo aeropuerto, la vieja terminal aeroportuaria se convertirá en una zona de escuelas, negocios y esparcimiento para el beneficio de los habitantes del DF.

Además, dijo el secretario, habrá un parque de 800 hectáreas que atemperará el efecto de la contaminación.