LEONARDO BRAVO, Gro., 23 de noviembre de 2013.- Luego del caos, llegaron “los federales”, pusieron orden… y se fueron, la gente trata de retomar su rutina con la esperanza de que los episodios de terror vividos durante los últimos días no vuelvan, aunque en el fondo saben que en cualquier momento se puede repetir.

“En estos momentos todo esta en calma, llevamos rato (un par de días) sin problemas, pero siempre debemos estar alertas”, dice una habitante vía telefónica, quien remarca el temor de confiar sus datos, “No quiero problemas, sólo que la gente sepa lo que pasa aquí”.

Los comercios han reabierto paulatinamente, las familias mandan a sus hijos a sus escuelas desde el miércoles, y los habitantes vuelven a quedarse en las calles minutos, y hasta horas, después de que oscurece, “Vimos tanques, helicópteros y fuerzas especiales… Creo que al final solo espantaron un poco a ‘la gente’ que controla aquí, porque se fueron, pero seguramente regresarán unos,  y después los otros”, dice la fuente.

Lo único que no se ha ido, por el contrario crece, es la esperanza de los chichihualtecos de que las cosas cambien, “Estamos rezándole a ‘Diosito’ para que éste mal se vaya; somos gente de paz y de provecho, no es justo que nos pase esto”.