CHILPANCINGO, Gro., 24 de junio de 2015.­- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Guerrero informó que en lo que va del año cerraron 400 empresas por problemas de inseguridad.

Jaime Nava, presidente de Coparmex en Chilpancingo dijo en entrevista para Notimundo que la ola de violencia regresó a la capital del estado, donde el sector privado invirtió más en equipar sus negocios con medidas de seguridad con tecnología de punta.

Nava lamentó que los delitos no sean denunciados por temor de los empresarios y
denunció que la extorsión está a la orden del día.

Dijo que cinco de 10 empresas se sienten inseguras, las ventas cada día son
menores y no hay apoyo para la reactivación económica.

El representante de Coparmex citó el estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía que refleja que siete de cada 10 empresas fueron afectadas por amenazas vía telefónica, extorsión, secuestro o presión laboral.

“No hay una sola empresa que se sienta segura o siga creciendo, en el último año no
hubo ampliación de negocios. Una franquicia de gimnasio hizo un estudio de
mercado para ver si se instalaba en Guerrero, pero decidió irse a otra
entidad porque no se encontraron las condiciones.”

Con información de Notimundo