CIUDAD DE MÉXICO, 16  de marzo de 2016.- Para evitar afectaciones en la economía de los consumidores, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) monitorea y verifica en la central de abastos de la Ciudad de México y todas sus delegaciones en el país, posibles incrementos injustificados en el precio del limón.

Según un comunicado, en época de Cuaresma y Semana Santa, se incrementa el consumo del cítrico, lo que propicia que algunos distribuidores apliquen alzas injustificadas, ante esto la Profeco informa que se intensificarán las visitas de verificación para prevenir abusos y en el caso de encontrarlas, aplicar sanciones.

Por instrucciones del Procurador Federal del Consumidor, Ernesto Nemer Álvarez, se reforzará la vigilancia en los principales centros de distribución y abasto de limón.

La Profeco puede imponer sanciones a los distribuidores y comerciantes por no exhibir los precios del limón y no acreditar de manera documental el origen o motivo de eventuales variaciones en su precio.

Más información aquí.