CHILPANCINGO, Gro., 23 de enero de 2014. “Sobrevivimos con lo poco que quedó”, expresó Apolinar Sánchez Norberto, comisario de San Vicente, comunidad devastada por las lluvias de la tormenta tropical Manuel.

Tras las lluvias del 14, 15 y 16 de septiembre, más de 3 mil habitantes abandonaron el poblado de San Vicente ante el riesgo de que este desapareciera aún un alud provocado por el reblandecimiento de los cerros.

El comisario relató que a cuatro meses de la contingencia, los pobladores regresaron a la comunidad, a pesar de que el riesgo continúa.

Sin embargo, dijo, atraviesan una grave crisis alimentaria, ya que las lluvias devastaron casi la totalidad de los cultivos y se llevaron el poco ganado que tenían algunas familias.

Detalló que los habitantes de San Vicente se dedican únicamente al campo y realizan siembra de auto consumo.

Este año la cosecha fue mínima y los pobladores atraviesan una grave crisis alimentaria.

“Perdimos las cosechas, perdimos los pocos animales que teníamos, mucha gente se quedó sin nada, San Vicente hoy es mucho más pobre de lo que era”, comentó.

El comisario recordó que 15 días después de la contingencia, entregaron un reporte al ayuntamiento en el que detallaron las pérdidas en las cosechas y ganado.

A cuatro meses, reclamó que aún no reciben los apoyos que prometió el gobierno municipal que encabeza el alcalde priista Mario Moreno Arcos.