CHILPANCINGO, Gro., 23 de abril de 2015.- El candidato a gobernador de Guerrero por Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, afirmó que no acudió a la firma del pacto de civilidad convocado por el gobernador Rogelio Ortega Martínez porque consideró que tiene las manos metidas en el proceso electoral.

 

En conferencia de prensa en Ciudad Altamirano, durante una gira de trabajo proselitista en la región de Tierra Caliente, el abanderado del partido naranja puntualizó que no acudió a la firma porque no vio seriedad en ello.

 

Definitivamente que no, porque el gobernador está metiendo las manos en el proceso, si él quiere hacer una situación, Guerrero tiene bastantes problemas, entonces lo que debe hacer es que no meta las manos en el proceso, que se dedique a trabajar en lo que es funciones del gobernador, no de un proceso que ande arreglando y quitando los candidatos; por eso no fuimos, porque no tiene la seriedad”, aseveró.

 

En su gira por esa región el candidato continuó con la suma de liderazgos a su proyecto y con candidatos que son reconocidos por la población y no impuestos.

 

Luis Walton visitó la comunidad de Santa Ana del Águila que es considerado un “foco rojo” por la violencia en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, donde se adhirieron a su proyecto por la gubernatura Guillermo Rayo Jiménez, quien fue presidente del Comité de Base del PRD en la comunidad de San Pablo Oriente y Guillermo Ramos Salmerón, presidente del Comité de Base de esa comunidad.

 

Ahí, ante cientos de simpatizantes, el candidato rechazó la declaración hecha por el senador perredista Pablo Gómez, quien expresó que la contienda es sólo entre el PRI y el PRD.

 

Le quiero decir aquí, así dijeron hace cuatro, cinco años en la contienda para Acapulco, y yo en esa ocasión iba solo contra el PRD, contra el PRI, contra el PAN y nosotros le ganamos al PRD por 14 mil votos en Acapulco, le ganamos; entonces, no es cierto lo que dicen”, aseveró.

 

En Tlapehuala, Luis Walton Aburto se reunió también con cientos de personas que lo respaldaron, así como el priísta Miguel Ángel Canbrón Figueroa, que militó durante 25 años, quien dijo que no tiene caso permanecer en un partido arcaico como lo es ahora el PRI.

 

Déjenme decirles que yo fui priísta durante 25 años, pero hace tres años que yo quise contender con el Partido Revolucionario Institucional, me cerraron las puertas. El señor Cuauhtémoc Salgado me pateó, me robaron mis 100 mil pesos de la encuesta y me robaron la encuesta que yo le gané al candidato de Ajuchitlán en ese entonces, y yo no le vi sentido permanecer en un partido arcaico y de la era Paleozoica, que nos tiene en el atraso y en el olvido a un pueblo que lleva los últimos lugares en todos los rubros”, señaló.

 

Posteriormente, ante cientos de personas reunidas en Ciudad Altamirano, Luis Walton Aburto presentó a los ex perredistas Juan José Olea, perteneciente a la corriente Grupo Guerrero como candidato a la alcaldía de Pungarabato y a Rosa Lidia Santamaría, candidata a diputada local por el distrito 10, a quienes les dio la bienvenida.

 

Aquí van a crecer, aquí los queremos bien y aquí les va a ir bien; me da gusto estar aquí con ustedes, me siento muy bien, me siento muy contento y lo que les vengo a pedir es que apoyemos a nuestros candidatos, aquí no va a haber láminas de cartón, aquí no va a haber despensas, aquí no va a haber los 500 pesos por el voto, pero oigan bien, aquí va a haber futuro para sus hijos, aquí va a haber futuro para ustedes, aquí vamos a ver que haya trabajo, ayúdennos”, expresó.