CHILPANCINGO, Gro., 29 de septiembre de 2014.- El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, realizó este fin de semana un recorrido por la comunidad El Nuevo Capricho, en el municipio de Ometepec, previo a la entrega de viviendas.

Según un comunicado de la dependencia, el complejo de 136 casas, se desplazó 4 mil 200 metros de la zona de riesgo, y ahí se reubicará al mismo número de familias, que resultaron afectadas por los fenómenos naturales Manuel e Ingrid del año pasado.

El Nuevo Capricho se construyó con recursos federales y forma parte de la reconstrucción del estado y reubicación de comunidades en zonas de riesgo, dentro del denominado Plan Nuevo Guerrero.

Las casas se encuentran en una superficie de poco más de 19 hectáreas que adquirió la Sedatu a un particular y contará con diversas áreas de recreación, un centro de salud, comisaría, centro deportivo y comunitario, escuela primaria y secundaria, mercado y un camposanto. Además se instalará un malecón con una laguna artificial para sustituir la cercanía con el río.

Los responsables de la construcción explicaron al secretario Ramírez Marín que cada vivienda cuenta con un biodigestor, tecnología avanzada para el manejo de desechos. Este aparato almacena los desechos y a través de un proceso anaerobio los convierten en material para composta y su contenido puede ser reutilizado en cualquier lugar debido a que se trata de material orgánico.

Además de tener seguridad porque sus casas ya no se ubicarán en las cercanías del río, las familias del Nuevo Capricho contarán con certeza jurídica, ya que recibirán los documentos que los acrediten como dueños de sus viviendas.