MÉXICO, DF, 30 de enero de 2015.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, manifestó su temor de que las protestas por los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa terminen con una “salida autoritaria” como en el conflicto ocurrido en 1968, según publica Aristegui Noticias.

 

Yo no quiero que este conflicto termine con la violencia y con una salida autoritaria. No quiero que esto termine como el conflicto del 68 en la plaza de las Tres Culturas. En Guerrero tenemos un repertorio inmenso de conflictos que inician y terminan con más violencia y con salidas autoritarias y represivas. Por esto, he impulsado el diálogo permanente para que se abandone la ruta de la confrontación, de las acciones que lastiman y vulneran los derechos de terceros, y que generan una gran presión social a la autoridad para aplicar la ley; al grado tal que nos han dicho: ‘Gobernador, aplicar la ley no es represión’. Cuando los movimientos se radicalizan van al choque y a la confrontación, y a la violación de derechos de terceros. Estos grupos al verse cada vez más reducidos, incrementan su accionar y su beligerancia a través de la exigencia, la coacción y el choque”, dijo en entrevista publicada este jueves en El Universal.

 

No obstante, el mandatario dijo que “hemos llegado a un momento donde no se pueden permitir más esas acciones, porque se pierde la credibilidad en un proyecto de gobernabilidad democrática. Ya hemos sido tolerantes al extremo”.

 

Lee más aquí: http://aristeguinoticias.com/2901/mexico/no-quiero-que-esto-termine-como-el-68-gobernador-de-guerrero-sobre-ayotzinapa/