PUNGARABATO, Gro., 3 de agosto de 2014.- Durante un recorrido por Tierra Caliente, el dirigente estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero, admitió que tiene temor de andar en las siete regiones del estado.

Anteriormente afirmó que en Pungarabato ha bajado la recaudación económica hasta 70 por ciento, lo que ha impactado en el municipio y de allí su pobreza y dificultades financieras.

Pero su miedo se debe –expuso ante pungarabatenses–, a las malas políticas aplicadas en materia de seguridad pública, y refirió sin mencionarlo, las que aplica el gobierno estatal encabezado por Ángel Aguirre Rivero, por otro lado, omitió el trabajo en la materia del gobierno federal priista.

El dirigente del partido tricolor, Salgado Romero, explicó que el ambiente en los municipios priistas es positivo (en Tierra Caliente son cuatro), a comparación con los de los municipios perredistas (cinco), pero en general tiene temor de visitar las regiones, ya que no se siente seguro al estar en el estado.

“Las estrategias no son las adecuadas, está muy marcada la contaminación en la policías, hay muchas autoridades involucradas en el crimen organizado y mientras no se corrija esto de fondo, será muy difícil que Guerrero cambie su situación”, comentó.

En el municipio de Pungarabato, el mandatario del PRI estatal acompañó al alcalde Reynel Rodríguez Muñoz para dar el banderazo de inicio de la pavimentación en la calle Efrén Parra Arias, e inauguraron la pavimentación de la calle 13 de Septiembre.

Los actos de inauguración fueron vistosamente invadidos de proselitismo hacia el dirigente estatal del PRI, ya que la mayoría de los que tomaban el micrófono para dar su mensaje, lo proclamaban como gobernador.