MÉXICO, DF, 14 de octubre de 2014.- El viaje de los 43 normalistas de Ayotzinapa pudo haber tenido su final en algún lugar de la comunidad Carrizalillo, del municipio de Eduardo Neri, en Guerrero, advierten quienes se identificaron como fuentes cercanas a grupos inconformes con el todavía gobernador Ángel Aguirre, según publica Vanguardia.

“Sin que signifique nada seguro, pero los agentes federales y militares deberían buscar a los normalistas secuestrados por policías municipales en algún lugar de Carrizalillo. Nos han dicho que unas dos horas después de que sucedió el secuestro en esa zona hubo un  movimiento inusual, que de pronto llegaron muchas camionetas sospechosas, muchas negras y típicas de las que usa el crimen organizado, además de algunas pick up”, expresó el informante anónimo.

“Eso se supone que ocurrió poco después, entonces por la distancia del lugar y la hora del levantón a los estudiantes, pues podría suponerse que está relacionado. Deben buscar por allí, es en el municipio de Eduardo Neri. Vivos o… pero podrían estar en esa zona”.

Aunque ya algunos medios han informado incluso que “Los Peques”, un grupo de sicarios al servicio de los “Guerreros Unidos”, pueden ser los responsables de la desaparición de los normalistas y que se habrían refugiado en Carrizalillo, hasta el momento ninguna autoridad ha detallado operativos en esa zona.

 

 

Lee más: http://www.vanguardia.com.mx/busquenencarrizalilloanormalistas-2186770.html